BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Columna ambiental
Columna ambiental

Columna ambiental

Energía

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

Para aumentar la competitividad, debemos reducir los pagos por energía: utilizarla menos en los procesos y lograr una tarifa que refleje el potencial energético del país. En los últimos tres años he estado dedicado a la innovación ambiental y a la comercialización energética, estudiando su impacto en el desarrollo. Revisando la tarifa en porcentajes, ésta es la sumatoria del 39% de generación, más 6% de transmisión, 30% de distribución, 10% comercialización, 7% pérdidas y 8% de restricciones. Los ingresos por restricciones van a las arcas de los generadores y entre este componente y las pérdidas, pagamos el equivalente a dos veces los ingresos del Sistema de Transmisión Nacional.
Se requiere voluntad de la Comisión de Regulación de Energía, para revisar al detalle los costos, depreciaciones, de los componentes de distribución y comercialización. Hay que acelerar la medición inteligente, que permita desde cada celular gestionar el consumo usando aplicaciones domóticas, y acompañar la estrategia con campañas en barrios o industrias para modernizar luminarias y electrodomésticos que pueden ser pagados con el ahorro diferencial en la factura. Tanto en empresas como hogares deben revisar procesos y estimular el mejor uso posible de la energía. La energía más costosa es la mal utilizada.
Colombia tiene una potencia instalada de 17.458 MW. Necesitamos 2.500 MW más en energía renovable. Preparémonos para la entrada de tecnologías basadas en hidrógeno y nitrógeno que reducirán los costos y mejorarán el impacto ambiental.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram