BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
El general equivocado
El general equivocado

El general equivocado

Gustavo Álvarez Gardeazábal

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

El señor general Jorge Hernando Nieto, director Nacional de la Policía, ha sobresalido no por sus emprendimientos sino por la forma equivocada como ha conceptualizado sobre la realidad del país y de su propia institución. Parece que no tiene mejoría. El domingo pasado le dijo a El Espectador que la matazón de policías por cuenta de los ‘Gaitanistas’, que él insiste en llamar ‘clan’ y ‘del golfo’, es fruto del desespero de los mafiosos.
Estoy en total desacuerdo. Es una respuesta peligrosa para la Policía, dañina para el gobierno que preside un Nobel de Paz y tremendamente desfasada de la realidad que viven los miles de policías amenazados hoy por este grupo armado que se ha regado como verdolaga en playa por todo el país y al que no quieren ni reconocerle su verdadero nombre ni mucho menos sus alcances y pretensiones.
El general Nieto, como los señores de la embajada gringa, deben saber muy bien cuál es el origen de las Autodefensas Gaitanistas. Su conformación no se hizo con saldos urbanos sino rurales de los grupos armados de guerrilla y ‘paras’ que iban quedando al margen. De él hacen parte quienes fueron subalternos por muchos años de jefes o capos muy duros. No provienen de las milicias urbanas ni de los sicarios de Medellín. No hicieron parte de las aulas universitarias. Pero tienen una sagacidad para el negocio de las drogas y de las armas, que no la tuvieron los grandes capos que en este país existieron. No están desesperados ni desorganizados. Los gaitanistas parecen más bien un grupo armado buscando repetir la historia de Colombia matando policías, no masacrando civiles, pero esperando siempre que los entiendan.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram