BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
El precedente que deja la condena por el desplome de Space
El precedente que deja la condena por el desplome de Space

El precedente que deja la condena por el desplome de Space

Constructores e ingeniero calculista fueron declarados culpables por homicidio culposo.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

 Justo cuatro años después del desplome de la torre seis del edificio Space (El Poblado, suroriente) un juez declaró culpables ayer a Pablo Villegas, representante de la constructora Lérida CDO; María Cecilia Posada, directora de la obra, y Jorge Aristizábal, ingeniero calculista, por el homicidio culposo de Juan Esteban Cantor Molina, único residente fallecido en la tragedia.

“La valoración del caudal probatorio, además de las estipulaciones probatorias, conllevó al conocimiento más allá de toda duda razonable, sobre la conducta punible de homicidio culposo, así como de la responsabilidad de los coacusados”, dijo ayer la juez Primera Penal del Circuito de Medellín.

La pena, que se conocerá en la audiencia de lectura de fallo el próximo 18 de diciembre, oscila entre dos y seis años de prisión, además de multa de 20 a 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Ambos montos serán criterio de la juez. Mientras se conoce la pena, los condenados seguirán en libertad, añadió la representante de la judicatura.

Los apoderados de la familia Cantor solicitaron la imposición de una pena accesoria para que a los condenados se les prohíba ejercer su profesión. También recalcaron que la dosificación de la pena no debería ser la misma para Aristizábal, que para Posada y Villegas, toda vez que estos dos últimos asistieron a todas las audiencias.

Se espera que el 18 de diciembre los defensores de los condenados apelen el fallo de primera instancia. En ese caso, el expediente pasará al Tribunal Superior de Medellín.

Juan Camilo Muñetón, apoderado judicial de la familia Cantor, dijo que en ese escenario de segunda instancia les preocupa que esté corriendo el término de prescripción de la acción penal.

“El tribunal tendría que estar muy atento a decidir antes de que prescriba la acción, porque si prescribe, no podrían condenar y no habría ningún tipo de responsabilidad”, alertó.

¿Por qué los condenaron?

El derrumbe de la torre seis de Space, ocurrido el 12 de octubre de 2013, dejó 12 personas fallecidas.

La investigación penal había precluído por 11 de las muertes, trabajadores todos que estaban laborando la noche del derrumbe, debido a la reparación integral de los familiares de las víctimas.

Pero el proceso continuó por el deceso de Cantor Molina, residente que falleció por aplastamiento luego de haber estacionado su carro entre las torres cinco y seis.

Según la juez, Villegas y Posada, en sus condiciones de primera y segunda posición de autoridad en la constructora Lérida CDO, así como al calculista Aristizábal, deben ser sujetos al reproche penal por las múltiples deficiencias de diseño y construcción de la edificación.

El Ministerio Público dijo en el juicio que el diseño de Space transgredió 10.678 veces las normas de sismorresistencia; mientras que la construcción desconoció 23 artículos de la misma norma.

La juez aseguró que la edificación no era apta para soportar ni siquiera su propio peso. “Se probó que la construcción fue por iniciativa, control y autoridad de Villegas, en cuya gestión era acompañado por Posada, también con poder decisorio”, añadió la togada. Sobre Aristizábal recalcó que sus planos constituyeron un “mayúsculo defecto en los diseños estructurales”.

Durante la lectura del sentido del fallo, la juez desestimó dos argumentos claves que había invocado la defensa de los acusados. El primero de ellos era que la fiscal había tergiversado los verdaderos roles de Villegas y Posada y que por ello “se había sentado en el banquillo de los acusados a los que no eran”.

La juez dijo que “se probó que la construcción fue por iniciativa y autoridad de Villegas, en cuya gestión era acompañado por Posada”. Descartó a su vez la culpa exclusiva de la víctima (esto es, que Cantor se ‘autopuso’ en peligro al ingresar al parqueadero). “Tales excepciones carecen de sustento”, concluyó.

La familia cantor

Ángela Cantor, hermana de Juan Esteban, dijo que esperan que la condena “marque un precedente para la ciudad, para que no permitamos que sigan los atropellos de los que construyen ilegalmente. Que los priven de la libertad no es algo que nos dé satisfacción, perseguíamos la verdad y la justicia”.

La exhumación de los restos de Juan Esteban Cantor será el próximo 20 de octubre en el cementerio Campos de Paz. Su madre, Cecilia Molina, declaró que se siente “satisfecha de que haya habido justicia”, y sobre la coincidencia de la condena con el cuarto aniversario de la tragedia, dijo: “Es como un llamado de Dios para que se hiciera justicia”.

JUAN DIEGO ORTIZ JIMÉNEZ
@JdiegoOrtiz
juaort@eltiempo.com

FOTO: JUAN AUGUSTO CARDONA

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram