BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Polémica por límites de velocidad en la ciudad
Polémica por límites de velocidad en la ciudad

Polémica por límites de velocidad en la ciudad

Ya van 61 sanciones económicas. Muerte en vía bajó 58 % desde que arrancó la medida.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

 El control de velocidad en cinco corredores viales de la capital lleva menos de una semana y ya deja sanciones económicas. Hasta el lunes pasado iban 61 comparendos por sobrepasar el límite máximo de 50 km/hora permitido.
La medida se impuso en las avenidas Boyacá, 68, Las Américas, Ciudad de Cali y en la calle 80.


Aunque muchos la han visto con buenos ojos porque ya hay una reducción de 58 % de muertes por esos corredores viales, para otros ciudadanos la decisión es ilógica pues consideran que la ciudad permanece en constante caos vehicular y reducir la velocidad conlleva a generar más trancones.
Entonces, la polémica está entre garantizar velocidades competitivas en sus corredores dentro de una ciudad congestionada o salvar las vidas de los ciudadanos que están expuestos a riesgos en la vía.


Sin embargo, Darío Hidalgo, asesor de seguridad vial de la Secretaría de Movilidad, afirmó que a pesar de que la gente cree que 50 kilómetros por hora es muy bajo, “el objetivo de este control no es recaudar multas, sino que respetemos el límite de velocidad y de esa manera salvar vidas”.


También, el profesor y experto en movilidad de la Universidad de La Salle Edder Velandia asegura que generar un control en corredores estratégicos parece difícil de entender, pero tiene “un argumento irrefutable, la vida de un ciudadano es importante y las acciones en este sentido son correctas. En muchos de estos corredores día a día cientos de personas se exponen al peligro por una necesidad ineludible, que es desplazarse”.


En promedio, Bogotá tiene velocidades de 20 km/h, por eso Velandia considera que “es muy difícil que en estos corredores se presenten durante el día velocidades cercanas al límite establecido. Este es un control que toma relevancia en horas en la noche o justo ahora en el inicio de los últimos días de este mes, donde es tradicional la reducción de vehículos en la ciudad, lo que incrementa la velocidad”.


Esta misma apreciación la comparte Hidalgo. “En la noche es cuando vemos un exceso de velocidad muy alto, allí es cuando hay control especial con policías”.
Otro aspecto que llama la atención del profesor es que, aunque Bogotá tiene controles con o sin cámaras para capturar infractores de tránsito, lo cierto es que “el infractor seguirá recorriendo la ciudad con velocidades superiores a 50 km/hora y el riesgo no desaparecerá. Esto no puede tomarse como una señal que dé tranquilidad a peatones o ciclistas. Hay que observar con mucha atención a los motociclistas que también son recurrentes infractores de los límites de velocidad”, manifestó Velandia.


A ese argumento también hay que agregarle que en vías como la Boyacá y la calle 80, por donde se moviliza vehículos de carga pesada y que, además son vías estratégicas para el ingreso y salida de vehículos de la ciudad, “es necesario aumentar pasos peatonales, mejorar la iluminación y garantizar una adecuada calidad de la infraestructura vial. Actualmente son temas vinculados a los accidentes y que no se solucionan simplemente con reducir la velocidad. Entonces surge un cuestionamiento y es que la administración distrital toma medidas rápidas de implementar, pero no existe una solución integral a los problemas de seguridad vial”, concluye el experto.


Tenga en cuenta que por ahora, el control que realiza el Distrito es mediante operativos con policías de tránsito por esos cinco corredores, pero, según Hidalgo, “más adelante la Alcaldía va a instalar cámaras salvavidas con fiscalización electrónica con radar”.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram