BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
En Cali buscan alejar el fantasma del hambre
En Cali buscan alejar el fantasma del hambre

En Cali buscan alejar el fantasma del hambre

Secretaría de Bienestar Social entregaría mercados.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp

El aumento de los contagios de covid-19 en Cali obligó a la administración distrital a decretar el toque de queda para evitar la propagación del virus. Esa medida recuerda las épocas más duras del confinamiento durante el año pasado.

Apenas supieron de las nuevas restricciones, trabajadores de restaurantes protestaron sacando las mesas de los locales y colocándolas en las calles. Temen perder sus empleos, como en el 2020, y que sus familias sufran dificultades por falta de ingresos económicos.

La dependencia de la Alcaldía que debe alejar el fantasma del hambre en Cali es la Secretaría de Bienestar Social. Su titular, Jesús Darío González, afirmó que los trabajadores informales de la noche, que es la población más vulnerable económicamente, recibirán mercados si las restricciones a la movilidad para contener la expansión del virus se endurecen.

“Se está disponiendo un stock importante de apoyo para esas familias que se vean afectadas significativamente”, señaló González, quien agregó que cuando sea necesario entregar mercados para hacer ollas comunitarias, se hará.

Por el momento la Secretaría de Bienestar Social, a través del programa Comedores Comunitarios, comenzó a entregar desde esta semana 51.055 raciones diarias en 522 lugares, distribuidos en las comunas de mayor riesgo y de vulnerabilidad. Si se ponen en marcha las ollas comunitarias el número de raciones se duplicaría.

Otra problemática que preocupa en Cali son los habitantes de calle, situación que se combina en ocasiones con población migrante de origen venezolano.

La Alcaldía de Cali acaba de firmar un convenio para la atención de personas en situación de calle y durante esta semana se hará un plan especial, con la cooperación de Samaritanos de la Calle, para esta población.

En las comunas 2, 3 y 9 es más acentuada la problemática de los habitantes de calle y se asocia con el fenómeno de los migrantes venezolanos. 

De otra parte, González señaló que Cali necesita con urgencia reactivar y actualizar la política de convivencia familiar, la cual tuvo resultados importantes hasta el 2007, pero se abandonó.

González anunció “el compromiso de iniciar el proceso de base nuevamente con la familia caleña para que trabajemos una política de convivencia familiar, quizás de desarrollo de capacidades políticas de la familia porque tenemos la experiencia de la Red de Buen Trato, que era un trabajo muy importante”.

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Whatsapp
Publicidad

NOTICIAS DE HOY

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Encuentra Todos nuestros Contenidos en puntos De distribución Y formato digital.