BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Más quejas por abuso de autoridad

Más quejas por abuso de autoridad

Organizaciones de DD.HH. dicen que subieron con nuevo Código de Policía.

Por: Redacción Bogotá
Reciba noticias de EL TIEMPO desde Google News

Los presuntos abusos por parte de algunos miembros de la Policía Nacional es un tema que preocupa permanentemente a las organizaciones que hacen veeduría del cumplimiento de los derechos humanos, pero en los últimos meses en Bogotá, la problemática ha aumentado. La razón, según Raúl Pineda, director de la ONG Árbol Fuente de Vida, sería una irregular implementación del nuevo Código de Policía.

Y si bien el mayor número de denuncias por abusos policiales se presenta en situaciones concernientes al tránsito, los vendedores informales también han sido víctimas de esta situación.

July Sánchez Cifuentes presuntamente sufrió diferentes arbitrariedades el pasado 9 de mayo por parte de policías adscritos al CAI Verbenal, según una queja radicada ante la Procuraduría General de la Nación por el representante a la Cámara por Bogotá Inti Asprilla, en ejercicio de control preferente.

Dicha queja fue remitida desde la Procuraduría al procurador delegado para la Policía Nacional y al viceprocurador general de la Nación.

Eliana Samboní vivió un caso similar cuando se encontraba trabajando en la carrera séptima con calle 17, de acuerdo con denuncia que radicará hoy ante la Procuraduría el mismo representante.

Casos como estos son reportados ante la Personería de Bogotá, la Defensoría del Pueblo, organizaciones de derechos humanos e incluso la misma Policía y la Procuraduría.

Pero, según el abogado Pineda, hay poca efectividad en la resolución de estas denuncias por parte de las autoridades.
“Solo se basan en documentación pero son ineficientes, han estado politizados y es poco lo que hacen para evitar estos abusos”, aseguró.

Y si bien estas mismas entidades han desarrollado diferentes jornadas de capacitación para el cumplimiento de los derechos humanos con los uniformados de la Policía Nacional y con los vendedores informales para que no permitan la vulneración, los esfuerzos no han sido suficientes.

“A esto se suma que los vendedores no siempre denuncian ni hacen las quejas formales”, dijo Gustavo González, de la Defensoría del Pueblo regional Bogotá. Y así lo confirmó Myriam González, otra vendedora que asegura sentir temor de hacerlo.

La Policía no respondió las consultas de ADN.

LA FRASE

“La Corte Constitucional insta a que debe haber una solución digna antes de retirar a los vendedores informales del espacio público”, Raúl Pineda, ONG ÁRBOL FUENTE DE VIDA. 

Redacción Bogotá