BIENVENIDOS AL MUNDO DONDE LA NOTICIA ES LIBRE
Transformación que busca sanar

Transformación que busca sanar

Con memoria histórica y apoyo a emprendimientos, Yenni le apuesta a un futuro lleno de esperanza.

Por: Ayda María Martínez - Editora Bogotá

En el casco urbano de Cartagena del Chairá, en el departamento de Caquetá, existe un bosque recuperado por su comunidad. Árboles y plantas de la región de la Amazonía han venido creciendo y extendiéndose, como parte de un ejercicio de memoria histórica liderado por las víctimas. 


La zona, que hoy es protegida, a través de la figura de parque ecológico, es el Bosque de la Memoria, donde cada árbol y planta está identificado con su nombre científico y dedicado a la memoria de una víctima del conflicto del que ha sido testigo esta región.

 

También hay árboles dedicados a familias completas que llegaron a la región a colonizar y, en medio de un ambiente inhóspito e insalubre, construir sus sueños transformando este entorno.

Sin embargo, el conflicto les quitó sus vidas, desapareció a uno o varios de sus miembros o los desplazó.

En medio de sus senderos y cabañas dedicadas a actividades educativas y sociales, Yenny Nataly Vargas trabaja con otras mujeres y miembros de su comunidad para conservar vivo el recuerdo de tantas personas y familias.

Como coordinadora de proyectos de organización Mujer misterio de amor que da vida a la vida (Mumidavi), está convencida de que es posible transformar las experiencias de dolor en medio del conflicto, para cambiar su territorio y llenarlo de oportunidades de reparación y crecimiento para todos.


¿Porqué la memoria?


“Es una de las maneras de transformar. Es buscar el espacio reconciliador y de encuentro entre las diferentes personas sin importar su sexo, filiación o condición”, sostiene Yenni, quien considera que impedir que los hechos de violencia que vivió su comunidad caigan en el olvido tiene una explicación: que no se repitan nunca más.


“Somos un municipio bastante azotado por la violencia. Aquí operaron las Farc y se generaron situaciones de rompimiento del tejido social, desplazamiento, personas sin memoria, buscando a sus seres queridos. Son apenas algunas de las pérdidas que la guerra ha dejado”, asegura. 


Por eso, transformar este territorio, tiene mucho de la mano de los campesinos, de los colonos, de los comerciantes y de cada miembro. “A través de la memoria hemos trabajado convencidos de que la paz es posible pese a las dificultades que se siguen presentando, legitimando la construcción de un territorio desde lo que cada uno puede aportar”.


Oportunidades para todos


A través del trabajo en el Bosque de la Memoria esta comunidad ha desarrollado alta sensibilidad por el cuidado del medioambiente. Una de las oportunidades económicas, liderada por Yenni, está relacionada una vez más, con la transformación.


“Acompañamos a víctimas de la violencia, a través de microempresas que se crearon. En la actualidad tenemos Recuperadores de residuos sólidos La Esperanza, soñamos con que sea una empresa no sólo de recuperación en la fuente, sino transformadora de material plástico”, detalló la lideresa.


La empresa cuenta con un gran potencial. Está enfocada en la protección de los árboles, que suelen ser talados para la construcción de cercas en la actividad ganadera. Su idea busca transformar el plástico en cercas y así proteger los bosques de esta región, al tiempo que se generan oportunidades de empleo para cientos de recicladores.


Protección a la mujer 


Cambiar la vida de víctimas directas o indirectas del conflicto, o de la violencia de género, así como de la falta de oportunidades es la gran preocupación de Yenni. Por ello, lidera alianzas para brindar orientación psicojurídica y apoyar a quienes tienen bajo su cuidado a personas con discapacidad.


“Hacemos acompañamiento y atención psicojurídica, a través de una línea de atención gratuita y un programa radial, todos los viernes a las 9:30 am para hablar de Cosas de mujeres. Los temas de participación, innovación, derechos, rutas de atención ayudan a generar espacios comunicativos con noticias que lleguen a las mujeres y sus familias”.


Pero además, la gestora de proyectos ha llegado a las mujeres que tienen a cargo un miembro de su familia con discapacidad.

“Para ayudar a llevar esa carga tenemos un programa basado en rehabilitación comunitaria con una terapista y una fisiatra, que nos ha permitido ayudar a recuperar personas y a promover mejor calidad de vida de las mujeres del programa”.


Yenni tiene claro que nada de esto habría sido posible sin el apoyo de las autoridades municipales, departamentales y de la cooperación internacional. La línea de atención psicojurídica, el programa de radio, la iniciativa de recuperadores y el apoyo a mujeres a cargo de personas con discapacidad tienen el respaldo de diferentes entidades y empresas. El caso es que en dos décadas que cumplirá la asociación, son muchas las personas a las que se ha podido ayudar.


“Ya perdí la cuenta de los beneficiarios. Mumidavi cumple este año 20 años y son muchas las personas que se han podido ayudar. En el último año la estrategia psicojurídica atendió a 110 personas, los programas radiales son escuchados por más de 3.500 personas y más de 300 personas con discapacidad han participado en el programa de apoyo. Pero lo cierto es que no llevamos estadísticas, sino personas en el corazón”, destaca Yenni, quien sigue en su trabajo como embajadora de la paz y la reconciliación en su región con el sueño de ver transformada su realidad y la de miles de chairenses.
 

Embajadora comunitaria

Por su labor de apoyo a toda una comunidad, Yenni es embajadora del programa de Alianzas para la Reconciliación de la USAID y ACDI/VOCA que promueve alianzas transformadoras para generar acciones de movilización e integración económica, social y cultural en 24 municipios y ciudades de gran importancia para la reconciliación. 

El Trabajo sigue

Memoria | Reparación y recuerdo: En el Bosque de la Memoria se mantienen actividades de reflexión y cuidado para recordar y rememorar a las víctimas del conflicto en la región.
 

Cuidado| Trabajadoras desde la casa: La organización está apoyando a mujeres enfrentadas a la “triple jornada laboral”: trabajadoras en casa que deben ser, además, maestras y cuidadoras.
 

Llamado| A cuidar a las trabajadoras: Mumidavi hizo un llamado para que cuide la salud física y mental de las mujeres que deben atender, en medio de la pandemia, frentes diferentes lo que las pone en riesgo.
 

Víctimas | Comunidad de Peñas Coloradas: La organización acompaña a 500 familias de Peñas Coloradas durante el desplazamiento del que fueron víctimas y en su proceso de retorno.
 

Historia| Hechos para no olvidar: Hechos de resistencia, las líneas del tiempo y sus hechos significativos se visibilizan para que no se repitan. Es un caso con el que se realiza pedagogía.